Meta
 

¡Un cafre de manual!

gato-blanco-negro

25 May ¡Un cafre de manual!

Cafre, según el DRAE, es un habitante de una antigua colonia inglesa en Sudáfrica llamada Cafrería.

Este apelativo lo utilizamos también para toda persona bárbara y cruel.

Pues bien, hoy he leído una noticia en mundomascotas sobre un ciudadano francés al que el apelativo de cafre le viene al pelo.

Tengo tanta indignación que yo mismo tengo el pelaje erizado.

Vamos a ello:

Sebastián Lebras, que así se llama el cafre que nos ocupa, estaba discutiendo con su novia y, en un momento de enajenación, rocío con alcohol al gato de su novia, le prendió fuego y lo tiro por la ventana.

El compañero, de 6 años, tuvo que ser sacrificado dada la gravedad de sus heridas.

Al cafre, después de reconocer los hechos y no entender cómo fue capaz de tamaña barbaridad cegado por los celos, le han condenado a 2 años de cárcel.

Considero que es una pequeña condena para un acto semejante.

Cierto es que no en todas partes la sociedad se tomaría la molestia de castigar estos actos.

Pero, me surgen varias preguntas a las que no hallo respuesta:

¿Quién le devuelve su mascota a esta humana?

¿Con que derecho este individuo decide acabar de forma tan sádica con la vida de otro ser vivo?

De no estar presentes en el juicio personas y asociaciones que defienden nuestros derechos, ¿Se hubiese condenado a este hombre?

¿En serio es una justificación una discusión con tu pareja para martirizar a otro ser vivo que no te ha hecho nada?

Sinceramente, no me parece justo que un ser vivo que no ha molestado a nadie sufra el sadismo de un energúmeno.

Y como creo que lo que hay que hacer es concienciar sobre nuestros derechos fundamentales,  de ser el juez, yo le haría pasar esos dos años de cárcel cuidando a mascotas en alguna protectora, o ayudando en una clínica veterinaria, o paseando a los perros de los albergues,….

Entonces comprendería, de verdad, la barbaridad que ha hecho, porque nosotros le devolveremos a él sus cuidados con cariño y lealtad.

Eso si que sería una buena lección.

gato-blanco-negro

No Comments

Post A Comment