Meta
 

Toxoplasmosis y embarazo

el-gato-pope-choca-esos-cinco

02 Jun Toxoplasmosis y embarazo

Benita nos trae hoy un post muy interesante sobre la toxoplasmosis:

Es lógico que una gestante trate de evitar cualquier riesgo para su bebe. En eso estamos todos de acuerdo, pero en el caso de la toxoplasmosis creo que se ha exagerado bastante el tema.

toxoplasmosis-embarazo

¿Es necesario que se llegue a abandonar o, en el peor de los casos, sacrificar a un compañero gatuno?

¿Tan alto es el riesgo de contacto?

Después de consultar varias fuentes médicas (humanas y veterinarias), os puedo asegurar que el riesgo de contagio existe pero han de darse circunstancias que lo hacen bastante improbable.

La toxoplasmosis es una enfermedad poco frecuente en los gatos y la mayoría de los portadores no la padecen y, cuando la padecen, su importancia depende del órgano al que afecte o el grado de necrosis que produzca.

el-gato-pope-toxoplasmosis

Los gatos, como portadores definitivos del toxoplasma, somos los únicos animales que podemos eliminar este parásito en heces, de ahí que muchos ginecólogos adviertan a las embarazadas sobre el peligro potencial del contacto con su mascota felina.

Hay que tener en cuenta, también, que aproximadamente un 40% de la población humana ha sufrido toxoplasmosis, desarrollando los anticuerpos y estando, en principio, protegida.

En la comunidad gatuna mundial, el porcentaje de individuos afectados es ridículo.

Eso sí, en las embarazadas que no hayan padecido esta enfermedad, el parásito puede provocar abortos e importantes alteraciones en el feto pero, para que esto ocurra, han de darse circunstancias bastante improbables.

¿Cómo nos podemos contagiar los gatos?

  1. Ingiriendo carne cruda (presas cazadas o poco cocinadas, con quistes.
  2. Bebiendo aguas no controladas (aguas de ríos, tiestos,..infectadas con quistes.
  3. Durante la gestación por diseminación transplacentaria en hembras seronegativas.
  4. Durante la lactancia.
  5. Por transfusión de sangre infectada de otro individuo.

 

¿Cómo se pueden contagiar los humanos?

  1. Comiendo carne poco cocinada.
  2. Manipulando carne cruda sin guantes.
  3. Bebiendo leche cruda de cabra.
  4. Comiendo verduras frescas contaminadas sin lavar adecuadamente.
  5. Contacto directo bucal con arenas contaminadas de jardines.
  6. Bebiendo agua contaminada con los quistes del parásito.
  7. Ingiriendo directamente heces de gato contaminadas. Aunque esto ya de por sí es bastante improbable, han de darse, además, circunstancias tan especificas como:
  8. Que el gato esté en ese rarísimo porcentaje que de positivo a la toxoplasmosis.
  9. Que el gato esté en las dos primeras semanas de contagio, que es cuando lo elimina en heces, por lo que, aunque dé positivo, sólo indica que ha pasado la enfermedad y está protegido con los anticuerpos. Analizando las heces del gato sabremos si tiene parásitos o no.
  10. Los quistes en las heces se activan 24 horas después de ser eliminados y permanecen activos 5 días. Salvo que no limpiéis el arenero diariamente, no habrá riesgo

 

Visto lo anterior, está claro que hay más riesgo de contagiarse comiendo un filete poco hecho que acariciando a un gato.
Acariciar a tu gato NO IMPLICA RIESGOS DE CONTAGIO.

el-gato-pope-choca-esos-cinco

No obstante, quisiera indicar las medidas que han de tomar las mujeres embarazadas para evitar el contagio:

  • Comer carnes cocinadas a altas temperaturas durante mínimo 10 minutos.
  • En caso de consumir carne poco hecha, que esta haya estado congelada a -20ª durante 48 horas.
  • Beber agua potable de procedencia conocida.
  • Usar guantes para manipular carnes crudas o realizar labores de jardinería y lavarse las manos después de la actividad.
  • Encargar a otra persona de la casa la limpieza del arenero.
  • En caso de tener que limpiar la gestante el arenero, hacerlo usando guantes, con una paleta y mascarilla. Desinfectar el arenero con agua hirviendo o vapor a presión, pues los quistes del parásito son resistentes a la mayoría de desinfectantes.

 

Como podéis comprobar, nada impide que un compañero gatuno y su humana particular sigan disfrutando de su mutua compañía y de ese periodo tan  especial que es la gestación.

No Comments

Post A Comment