Meta
 

La historia de Rupave

esperandote-feliz

08 Jul La historia de Rupave

Rupave es un perro argentino y su historia es, una vez más, ejemplo de superación y de resistencia a “tirar la toalla” que tenemos los animales.

En 2013, Rupave fue hallado en un monte, junto a dos galgos ahorcados en un árbol, y un cachorro de zorro atado con una cadena y que falleció a las pocas horas.

A Rupave lo habían colgado de las patas, lo que provocó que su circulación se obstruyese y se le necrosaran la cola y partes de las 4 patas.

Simplemente lo habían dejado para que agonizase lenta y dolorosamente.

Me duele el alma de pensar cuanto sufrimiento debió de pasar este compañero.

Tras su rescate, llevaron a Rupave a El Refugio Campito, un santuario del que os hablo en otro post.

Allí recibió cuidados y calmantes para darle un descanso a tanto dolor.

Rupave encontró una familia que, junto a los miembros de El Refugio, le trató con paciencia y cariño.

Al principio se mostraba agresivo con otros animales. Le habían adiestrado como perro de pelea.

Pero su nobleza es tal que asombra, a pesar del trato recibido, el que no tenga un mínimo signo de rencor hacia los humanos.

Ya se lleva bien con otros animales e, incluso, los dos gatitos de la familia duermen encima de él.

Patitas nuevas

Para la cuestión de sus patitas, cortadas a la altura del muñón, el Refugió hizo una colecta para encargarle unas prótesis.

Entre el dinero recaudado, un estudiante de diseño industrial que para su proyecto inventó un artilugio para estos casos y una ortopedia dispuesta a fabricarlo, nuestro héroe tuvo sus prótesis.

Pero aún le quedaba un susto a la familia de Rupave: una motorista a toda velocidad les arrebató la bolsa con las nuevas prótesis.

¡Tanta ilusión rota de un plumazo!

EL Refugio y la ortopedia se volvieron a involucrar y Rupave tiene ya sus prótesis y cada día tiene más autonomía de movimiento.

Al fin le llegó la hora a Rupave de ser feliz y trasladarse libremente con la vitalidad de sus 5 años y sus enormes ganas de vivir.

La vida bella consiste en eso, amar y hacer felices a quienes quieres y que ellos te respondan de la misma forma.

Gracias, una vez más, a todos aquellos que nos acogen y ayudan a pesar de las circunstancias.

Nosotros tenemos el apego a la vida y vosotros ponéis los medios para ayudarnos a resistir.

Nuestra lealtad es eterna.

lealtad

En cuanto a los desaprensivos que dejaron a Rupave en tan crueles condiciones…

¿Serán felices?

¿Dormirán tranquilos por las noches?

¿Sabrán lo que es querer y que le quieran a uno?

Triste karma el suyo.

Pinchando aquí podeis ver imágenes reales de Rupave. Os aviso que son duras.

1Comment

Post A Comment