Meta
 

Lo que nos gusta y no nos gusta a los gatos

mirando-por-la-ventana

18 Jul Lo que nos gusta y no nos gusta a los gatos

Hoy os voy a hablar de lo que nos gusta o no a los gatos.

Una pequeña guía para que los que acaban de adoptar a un compañero nos entiendan mejor.

Lo que NO nos gusta:

bañando-al-gatito

  • Que nos mojen

No soportamos que nos bañen o que nos salpiquen.

Quizás esto sea debido a que tenemos un aparato respiratorio muy delicado y podemos caer enfermitos.

Otra cosa es jugar con el agua. Yo me lo paso pipa cuando Amitachula se deja el grifo goteando.

 

  • Los olores fuertes

No nos gusta cuando se cocina con ajo, cítricos o vinagre.

Tampoco estamos muy felices cuando alguien fuma.

Estos olores afectan a nuestro sentido del olfato que es muy sofisticado, aunque no tan desarrollado como el de los perros.

 

  • Los ruidos fuertes

Ya os he dicho que yo vivo cerca del Bernabéu y, cuando oigo el himno cantando por tanta gente, se me pone el pelaje de punta.

Lo que no me gusta es la sarta de petardos que se lanzan después de un partido. Me escondo rápido debajo de la cama o del sofá.

Tomad en cuenta que los sonidos fuertes, para un oído tan delicado como el nuestro, nos puede producir estrés o ansiedad.

 

  • Que no nos prestéis atención

Vale que seamos independientes pero también muy presumidos y dominantes.

Cuando queremos que un humano nos preste atención, es que no paramos hasta conseguirlo.

 gato-con-veterinario

  • Las visitas al veterinario

Personalmente lo odio.

Soy consciente de que es por nuestro bien pero no me gusta que me pinchen.

Además, es la ocasión en la que me cortan las uñas.

Por más que me rebelo, no hay forma.

Eso sí, antes ya he dejado algún que otro arañazo, ya sea al veterinario o a mi Amitachula, que es la que me sujeta.

 

  • Que nos miréis fijamente

Esto sí que lo odiamos en serio.

Para nosotros, el contacto visual directo es un signo de dominación.

Por eso lo hacemos nosotros.  Ja, ja,ja.

Lo mejor que es que nos miréis parpadeando despacito.

Si lo aceptamos, os devolveremos los mismos parpadeos.

 

  • Las cajas de arena sucias

Nosotros somos muy limpitos, por eso necesitamos que se nos limpie el arenero con asiduidad.

A mí me lo limpian diariamente como mínimo.

Pensad que si tenemos el arenero sucio, buscaremos otros sitios para “nuestras cosas”.

 

  • Que nos manoseen demasiado

Es que a veces os ponéis muy pesados.

Unas cuantas caricias vale, pero odiamos tanto toqueteo.

Además, los gatos usamos también el contacto físico como forma de dominar.

¡¡No seáis tan cansinos!!!

 

  • Las pastillas

Amitachula me da cada cierto tiempo la pastilla antiparasitaria.

Queda descartado metérmela a la fuerza en la boca y cerrarme el morro para que me la trague.

Las cicatrices de los arañazos que lleva en un brazo son recuerdo de una de las primeras batallas para darme la pastilla.

La pobre incluso intenta aplastarla y disimularla entre la ración de latita.

Casi siempre me doy cuenta. Ja, ja,ja

 

  • La comida fría

Cuidado con los alimentos recién sacados de la nevera. Están muy fríos.

Mejor templarlos un poco en el microondas.

 

Lo que SI nos gusta:

  • Caricias en el mentón y la columna

Nos encantan las caricias en la barbilla.

Hasta nos ponemos así con la cabeza alta para facilitar la labor.

caricias-mentón

También nos gusta que nos arrisquéis en la columna, cerca de la cola.

¡¡Miauuuu!  ¡¡Que gustitooooo!!!

 

  • Rasguñar

Es un verdadero placer arañar y afilarnos las uñas.

Ya os dije en mi presentación que tengo “marcados” todos los muebles de la casa.

 

  • Perrear al sol

Da igual que sea invierno o verano. El ratito al sol no nos lo quita nadie.

 

  • Mirar por la ventana

Los gatos somos curiosos y ver pasar la vida por la ventana es una de nuestras mayores distracciones.

Por eso, es importante que nos pongáis algún lugar cómodo para pasarnos las horas muertas delante de nuestra particular “tele”.

 

  • Los sitios altos

Va en nuestros genes. Nos chifla estar en un lugar alto, oteando todo lo que ocurre.

Nos hace sentir que somos los amos del lugar.

 

  • Dormir

Confieso que lo nuestro (me refiero a los gatos) con el dormir es ya un puro vicio.

Podemos estar durmiendo de 12 a 18 horas.

Eso sí, siempre estamos alertas.

 Aqui me teneis sobando.

me-gusta-dormir

  • Jugar

El juego es una parte importante de nuestra vida, incluso de adultos.

Nos entretiene, nos hace mantenernos ágiles y nos permite interactuar con nuestros humanos.

 

  • El vinculo con nuestros humanos

Ya sé que tenemos fama de ser independientes.

Pero necesitamos el amor y compañía de nuestros humanos.

Yo siempre ando pegado a las piernas e Amitachula.

Por eso a veces me dice que soy una mosca cojonera.

Da igual. Me encanta estar con ella y observar todas las cosas que hace.

La quiero muuchoooo

 

No Comments

Post A Comment