Meta
 

Lo que les gusta y no les gusta a los perros

gusta-perros

19 Jul Lo que les gusta y no les gusta a los perros

En continuación a mi artículo de ayer sobre lo que nos gusta o no a los gatos, hoy os escribiré sobre lo que les gusta o no a los perros.

Lo que NO les gusta:

 

1.Que les des la chapa en lugar de usar lenguaje corporal

 

Los humanos tenéis una incontinencia verbal asombrosa, pero un perro no entiende el lenguaje humano.

Por mucho que le habléis, el interpretará vuestro mensaje por vuestro lenguaje corporal.

Cierto que algunos perros asocian palabras como “calle”, “paseo”, “sit”, “no”, etc.… a experiencias buenas o malas.

Pero realmente obedecen a lo que transmitimos con nuestro cuerpo.

Por eso a veces les confundís, decís una orden pero con el cuerpo emitís la contraria.

Probad a pasar un día sin emitir ningún sonido a vuestro perro. Os asombrará hasta que punto obedece vuestro lenguaje corporal.

 

 2. Abrazar a tu perro

acariciendo-perro

Para los seres que habéis evolucionado a partir del primate, el abrazo es siempre algo positivo y una demostración e amor y cariño.

Pero los perros evolucionaron en otra dirección.

Para un perro, que otro congénere le ponga la pata encima es un claro acto de dominación.

Algunos perros toleran los abrazos de sus amos, pero otros no.

Que un niño abrace inocentemente a un perro y le apriete, es la causa más común de mordidas.

Si cuando abraces a tu perro observas alguna de estas reacciones:

 

  • Se pone tenso
  • Aleja su cabeza de ti
  • Evita el contacto visual
  • Lame sus labios
  • Mantiene la boca cerrada

 

Entonces, amigo mío, aleja tu cara de la poderosa mandíbula de tu mascota.

 

3.   Dar palmaditas en la cabeza

 

Esto es algo que no nos gustan a nadie.

Que tu perro las tolere se debe a que, cómo animal de manada, acata la voluntad del líder, en este caso tú.

Si queréis premiar a vuestro perro, acariciarle la espalda y sobre todo la parte final donde empieza la cola.

¡Eso si que le gusta!

 

4.   Caminar hacia un perro desconocido mirándole a los ojos

 

Mirar prolongadamente puede ser molesto y resultar dominante para tu mascota.

Muchas especies establecen la dominancia a través del contacto visual. Es como lo estará viendo vuestro perro. Un acto de dominancia e incluso de agresión.

Para acercaros a un perro desconocido, hacedlo con voz calmada, mirando un poco de lado.

Eso le hará saber que no queréis hacerle daño; que nos sois una amenaza.

 

5.   No fijar reglas

 

Al contrario que a nosotros, los gatos, los perros necesitan tener reglas. Ya os he comentado que son animales de manada.

Por ello quieren saber cómo actuar de acuerdo a su líder, o sea su dueño.

Para los perros, tener una reglas, hace que su vida sea menos confusa.

 

6.   Obligar al perro a que se lleve bien con perros o personas que no les agradan

 

Esto es de cajón. A los humanos os pasa igual. No se pueden forzar las relaciones.

Con las mascotas también funciona la “química”.

Ellos han dejado claro quién no les agrada.

Pero si no tienes en cuenta sus mensajes y fuerzas la situación, no te quejes de una agresión.

no-me-simpatizas

 

7.   No permitir olfatear y explorar durante el paseo

 

Esto es realmente frustrante.

Todo un universo por descubrir y el pobre perro sin poder descubrirlo con sus sentidos.

Tu mascota necesita apreciar lo que le rodea en el exterior.

Haz paseos por diferentes sitios para que tu perro tenga estímulos que le hagan la vida interesante.

 

8.   Mantener la correa tirante

 

Si llevas a tu perro con la correa tirante, elevas sus niveles de estrés y frustración.

Piensa también que se transmite mucha energía entre tú y tu perro.

Por eso es importantísimo enseñarle a ir paseando a tu lado sin tener que tensar la correa.

Esto hace que el sienta que “todo va bien”.

 

9.   Estar tenso

 

Tu perro es un reflejo de ti. Recuerda que eres el líder de su manada.

Si tú estás tenso e irritable, el lo estará también y no le gusta sentirse así.

 

10. Que seas aburrido

 

Los perros odian estar aburridos.

Por eso, un dueño apático que no juega con ellos ni interactúa, es lo peor.

A nadie le gusta estar al lado de un muermazo.

Piensa que él ha estado esperando todo el día tu llegada para que luego no juegues un ratito con él.

Sé que los días de trabajo son duros pero, dedica un ratito a tu mascota al llegar a casa.

Él lo agradecerá y tu mucho más.

Te aseguro que será capaz de liberar todo el estrés acumulado durante el día.

Merece la pena. Inténtalo.

perro-aburrido

 

 

Lo que SI les gusta:

 

1.Trabajar

 

Cómo animal de manada, necesita tener una ocupación.

En la vida salvaje es buscar comida o cuidar de las camadas.

Procura darle pequeñas tareas para que se sienta útil en su manada.

 

 2. Ir al cole

 

Los perros tienen mucha capacidad para aprender.

Agradecen que se les enseñe cosas nuevas.

 

 3. Conocer nuevos sitios

 

Los perros se cansan de la rutina.

Aunque adore ir por “su” parque, donde reconoce olores, siempre viene bien un sitio nuevo que explorar.

perro-en-playa

 

 4. Sentarse a tus pies

 

No solamente es una señal de devoción, sino que está dejando claro a todo quisque que eres suyoooo.

 

5. Estar hecho un gorrinete

 

A diferencia de nosotros que nos pasamos la vida acicalándonos con nuestra lengüecita para no tener ningún olor, los perros aman mancharse.

Curiosamente, esto es, en ambos casos, una práctica de camuflaje.

Los gatos se quitan cualquier olor para no alertar a depredadores y presas.

Los perros hacen lo mismo, pero camuflando su olor.

¡Nada más delicioso que revolcarse en un charco enfangado!

Esto último está claro que es sólo para los perros.

en-el-charco

 

 6. Comer en privado

 

En la manada, el macho Alfa, o sea tú, no come con los subordinados.

Los perros prefieren comer en privado.

 

 7. Hacer la cama

 

Los perros dan unas cuantas vueltas antes de tumbarse a dormir.

Hacen su propia cama.

 

 8. Robar cosas de su dueño

 

Piensa que tu perro suele pasar muchas horas sin ti.

Su forma de tenerte cerca hasta que vuelvas es tener algo tuyo con él.

Si has perdido algo por casa, busca primero en los rincones donde duerme tu perro.

 

9. Comer cosas congeladas

 

Cuando hace calor, tu perro utiliza, a través de su lengua, la humedad del aire para refrescarse.

Comer cosas congeladas ayuda a este proceso.

 

 10. Cargar cosas

 

Los perros suelen cargar cosas de un lugar para otro.

La explicación es que no quiere perderlas, así que prefiere ir llevándolas con él.

Espero que todos estos consejos os ayuden en vuestra convivencia con vuestra mascota perruna.

Pinchando aquí encontrareis más cosas curiosas sobre los perros.

 

 

 

No Comments

Post A Comment