Meta
 

peces – mascotas relajantes

gato-a-través-de-pecera

21 Jul peces – mascotas relajantes

Los peces son una de las alternativas más cómodas para tener mascotas.

Sobre todo si han de estar en un piso pequeño. No ocupan mucho, son limpios y no andan trasteando por la casa.

Pinchando aquí podéis haceros una idea de diferentes “sets para principiantes” con el que comenzar en el maravillosos y tranquilizante mundo de los acuarios.

acuario-peces

Aunque a nivel de hogares con peces la cifra es de más de 3.500.000 (por debajo de hogares con perro y, más/menos pareja a hogares con gato), si tomamos en cuenta que la media  por hogar es de 10,6 individuos, la cantidad de peces supera con creces al resto de mascotas.

Tener un acuario o pecera en casa es una buena manera de hacer que los pequeños de la casa se responsabilicen de su cuidado y atención.

Independientemente de la especie que decidas tener en casa, has de tener en cuenta los siguientes:

Peces- cuidados básicos

  1. Conocer las necesidades nutricionales de cada especie.
  2. Completar la alimentación en periodos especiales, como en el momento de la reproducción.
  3. Mantener el agua limpia de la pecera es fundamental.
  4. Los peces toman el oxigeno del agua, por lo que es importante que esté correctamente oxigenada, instalando una bomba de aire.
  5. No utilizar agua directamente cogida del grifo. Contiene cloro que es muy perjudicial para el pez. Existen productos que eliminan el cloro.
  6. La iluminación es otro punto importante. No conviene que sea luz solar, que puede producir proliferación de algas. Lo mejor es iluminación eléctrica.
  7. Si tenéis un recipiente pequeño, o decorarlo profusamente con castillos, cascarones de barquitos etc. Arena, piedras con huecos y unas cuantas plantas bastaran.
  8. Tomad en consideración que no debéis de mezclar algunas especies de peces. Asimismo, tenéis que tener en cuenta el hábitat de las diferentes especies para que vuestro acuario luzca más variado y, lo más importante, los peces no se molesten entre ellos.

Para este último punto, pinchando aquí podéis ver los diferentes tipos de peces.

Aunque la clase más común es el Goldfish,  pinchando aquí podéis informaros de cómo elegirlos y cuidarlos, las especies más comunes son los White Cloude Mountain Minnows, los Danios, las Rasbosas y los peces arcoíris, fáciles de cuidar y muy activos.

Cuando vayáis teniendo más experiencia, podéis adquirir peces duros y adaptables cómo las Lochas.

La Lochas aprovechan toda la comida. Hay que tener cuidado porque se comen también lo que encuentran en el fondo del acuario.

Pasan la mayor parte del tiempo escondidas en los recovecos de las rocas y, según dicen, tienen la facultad de prevenir los cambios de clima.

Por otro lado, en el cuidado de un acuario, ha de prestarse especial atención a las posibles enfermedades de nuestros peces:

Peces – enfermedades

Punto Blanco

Es una de las enfermedades más comunes. Está causada por un parásito que se aloja bajo la piel y se reproduce saliendo del cuerpo. Aparecerá un quiste blanco que reventará y soltará parásitos jóvenes que contagiaran al resto de individuos del acuario.

Se detecta por la aparición de esos puntos blancos en el cuerpo y aletas del pez.

Sólo se puede tratar con productos químicos en la primera fase de la enfermedad.

Se recomienda quitar el carbón del filtro, sin desactivarlo.

Gusano Lernaea

Se detecta cuando el pez nada de lado a lado, frotándose contra todo lo que haya en el acuario.

Se le inflamará la piel y aparecerán unos hilos verdes. Estos son los gusanos. Actúan enterrando su cabeza en el cuerpo del pez.

Poner inmediatamente al pez en cuarentena y tratar de quitar los gusanos con unas pinzas.

Aplicar antisépticos como el Metriponate, para aplicar en el agua.

Baba en la piel

Se detecta al notar que el pez tiene como una baba que vuelve opaco su cuerpo. Es cómo una fina capa de color gris.

El pez se frotará contra las plantas del acuario.

La causa de esta enfermedad suele ser un descuido grave de las condiciones del agua.

La mucosa natural del pez se va degradando, dejándolo expuesto a parásitos y va afectando a sus branquias.

Si la enfermedad está muy avanzada hay que acudir a un especialista.

Hidropesía

Es una dolencia crónica y, cuando se detecta, está ya muy avanzada.

El abdomen de los peces empieza a hincharse y sus escamas sobresaldrán, en punta, de su cuerpo.

La causa es una alimentación inapropiada y un grave descuido en la higiene del agua.

Esta enfermedad no tiene cura, por tanto, mucho cuidado a estos aspectos de los peces que hayas comprado.

Hongos

Otra enfermedad muy común, que se presenta cómo unas vellosidades parecidas al algodón, en el cuerpo de los peces.

Aparece después de la afección el punto blanco y daña la mucosa natural del pez.

Suele ser debida al poco cuidado en las condiciones del agua o tras una herida en el cuerpo o las aletas del pez.

Se trata con fungicidas que se ponen en todo el acuario y quitar el carbón del filtro sin desactivarlo.

acuario-peces-pequeños

Como podéis ver, a poco que cuidéis el agua y la alimentación de vuestros peces, podéis disfrutar de la relajante vista de un acuario de colores.

Voy a ver si convenzo a Amitachula para que ponga uno en casa. Prometo ser formalito, je,je,je.

No Comments

Post A Comment