Meta
 

Un gran ¡Hurra! por el FBI

FBI-placa

13 Sep Un gran ¡Hurra! por el FBI

Compañeros todos, El FBI nos protege.

Cuando he leído esta noticia, me he puesto “to contento”.

La cuestión es que el FBI ha agregado la crueldad hacia los animales a su lista de delitos federales graves de clase A, en Estados Unidos.

Hasta ahora, el maltrato animal era considerado un delito menor pero, se ha convertido en delito federal, al considerarse la opción de que si una persona es capaz de maltratar a un animal, es muy probable que sea capaz de maltratar a personas.

Así que a los malos malotes, decirles que tengan cuidado, nos protegen los chicos de Quántico.

FBI-al-rescate

 

Según Mary Lou Randour, defensora del bienestar animal:

“Son criaturas que sufren. Los animales, cómo los ancianos y los niños, son dependientes de los demás y necesitan ser protegidos”

El FBI cree que el maltrato animal es un indicador temprano de delincuencia.

Por eso ha creado un nuevo programa (desde enero 2016), dirigido a la crueldad animal como un crimen contra la sociedad y de clase A, es decir, delito grave.

Estos delitos se han dividido en cuatro categorías:

  • Negligencia
  • Tortura y abuso intencional
  • Abuso organizado (peleas de perros, gallos, etc.)
  • Abuso sexual

Estas cuatro categorías, forman la base de datos en la que el FBI registrará todos los incidentes relativos a maltrato animal sobre los que la policía está obligada a informar.

Así, se podrá monitorizar y analizar la información, para actuar de forma más efectiva y evitar, en lo posible, otros delitos correlacionados con el maltrato animal.

Para ello, los maestros, padres y estudiantes han sido advertidos y entrenados para detectar síntomas de alarma.

De hecho, el Departamento de Educación estadounidense ha publicado un panfleto donde se cataloga a la crueldad animal cómo un síntoma de advertencia de un adolescente potencialmente peligroso.

Este no es un asunto baladí, los casos recogidos son incuestionables.

 

CASOS RECOGIDOS POR EL FBI

Os relaciono algunos:

Mayo 1988: Kip mató a sus padres, a dos compañeros de clase e hirió a otros 22. Alardeaba de haber “volado” a una vaca y matado a gatos y ardillas introduciendo petardos en su boca.

Digo yo que podría haberse metido él los petardos en cierto sitio.

 

Octubre 1997: Luke, apuñalo a su madre hasta matarla y disparó y mató a dos compañeros de clase. Comentó que, con un amigo, había apaleado, torturado y quemado a su propio perro.

Marzo 1998: Andrew y su colega Mitchell, mataron a iros a cuatro estudiantes y a un maestro. Según Andrew, mataba de tanto en tanto a algún perro con un rifle calibre 22.

1987: uno de estos “angelitos” confesó que había matado a tantos gatos que había perdido la cuenta.

La lista es larga, por desgracia, mucha de la violencia infantil de los criminales adultos fue ignorada hasta que se volvió contra los humanos.

Por ello, la labor ha de comenzar en los hogares, con la educación y vigilancia de los síntomas de violencia.

El abuso doméstico está dirigido al más desvalido, al más dependiente, de ahí que el abuso animal y el abuso a niños van juntos casi siempre, por no decir siempre.

Para el FBI, los asesinos seriales comienzan, muy a menudo, matando y torturando animales cuando eran niños.

Unos padres que nieguen el cuidado apropiado a un animal o abusen de él, harán lo mismo con sus hijos.

A este respecto, un estudio sobre violencia de género, muestra que el 57% de las víctimas decía que sus parejas maltrataban o mataban animales.

Además, una de cada cuatro víctimas se quedaba con el maltratador por miedo a dejar sus mascotas con ellos.

Los niños que maltratan a animales están repitiendo la lección aprendida en casa.

Por tanto, enseñémosles el amor y respeto a todos los animales.

cuidando-gato

QUE CUNDA EL EJEMPLO

No se puede ignorar esta conexión nunca más.

Un país realmente comprometido con la salud y seguridad de su población. No se limita a penalizar el delito, pone todos los esfuerzos en prevenirlo.

Mientras tanto, el gobierno español dice No a una nueva Ley de Protección Animal. Es muy fácil decir que no cuando las consecuencias las sufren los demás.

Pero, ¿Es que no se dan cuenta de que las comunidades deben reconocer que el abuso de cualquier ser viviente es inaceptable y nos pone a todos en peligro?

El hombre no puede vivir su vida sólo y para sí mismo.

Por eso, para el hombre ético, toda forma de vida es sagrada, incluyendo las que desde el punto de vista humano, “tienen menos valor”.

No obstante, estoy seguro de que, al final, cundirá el ejemplo del FBI para tranquilidad de todos.

Mientras tanto,yo  soñaré con tener algún día derecho a una placa, como estos compañeros, para perseguir a los malotes.

 

Un hurra por el FBI

 

No Comments

Post A Comment