Meta
 

¡Estoy hecho un fanegas!

gato-pachangon

10 Nov ¡Estoy hecho un fanegas!

La obesidad en las mascotas es un problema cada vez más extendido.

Y yo, parece ser que tengo sobrepeso.

gato-obeso

 

Hace unos días, Amitachula me llevó al veterinario.

Os confieso que, aunque allí son todos muy majos conmigo, a mi no me gustan nada estas visitas.

Pero son necesarias para nuestra salud, así que me aguanto.

Bueno, más o menos, porque Amitachula ya se ha llevado algún que otro arañazo por sujetarme. Pero, luego, en casita, se los lamo con cariño.

A lo que vamos: me pusieron las dos vacunas, me abrieron la boca y me metieron la pastillita antiparasitaria hasta el fondo.

Así, sin contemplaciones.

También me cortaron las uñas.

Pero lo peor vino cuando me pesaron.

Soy un gato con sobrepeso.

Concretamente 1 kg y 200 gramos que tengo que perder máximo en 1 año.

¡Me cago en la gata de Cleopatra!

Esto significa que me darán ración de latita de régimen y que en la combinación de piensos, se incluya uno que me haga perder peso, además de saciarme.

Este es el frasco donde me preparan la mezcla de piensos, con el vasito medidor.

 

pienso

 

Lleva 3 partes de pienso para control de bolas de pelo, 3 partes de pienso para gatos esterilizados y una parte de pienso normal.

Y, por supuesto, control riguroso de golosinas.

Así que volvimos a casa, yo con las uñas cortadas, amodorrado por las vacunas y con el orgullo herido.

Y mi mami, cargándome a mí y a una bolsa enorme de pienso para adelgazar.

Por cierto, Amitachula también está a dieta.

Es una lástima porque mi humana preferida está gordita y yo la quiero así, toda confortable.

Pero he de reconocer que, por la salud de ambos, tenemos que restringir la ingesta de ciertos alimentos. (¡Cada día me expreso mejor!).

Cómo decía al principio, el tema de la obesidad en las mascotas no es una cuestión baladí.

faneguillas

Empezaremos por saber qué factores contribuyen a ello:

 

Factores que aumentan riesgo de padecer obesidad

 

Alimentación

En este sentido, dependemos totalmente de vosotros.

A los humanos que tengan mascotas, les recomiendo leer muy bien los componentes de nuestra comida.

Tenéis que fijaros en que el porcentaje de proteínas sea mayor que el de carbohidratos y grasas saturadas.

Es muy importante leer las instrucciones para saber las raciones correctas que nos debéis de dar.

Cuidado también con las golosinas de premio que nos dais.

Ya sé que no podéis resistiros a nuestras caritas cuando os pedimos premio, pero premio puede ser también un ratito de juegos o unas caricias.

No es una simple cuestión de estética. Una mascota sin actividad por estar obesa es una mascota triste.

 

La raza

En los perros, existen razas más propensas que otras a ser obesas.

Estas razas serían los cocker spaniels, dachshund, dálmatas, golden retriever, labrador, rottweilers y el pastor de Shetland.

 

 

En los gatos, los más propensos a la obesidad son los mestizos.

 

La castración

Al castrarnos, descienden los niveles de energía que debemos de consumir.

Aparte de que nos volvemos más sedentarios o, como dice Amitachula, más pachongones.

 

La edad

Lógicamente, al hacernos mayores, somos menos activos y eso se nota en la báscula.

 

Falta de actividad

Pensad que, en estado salvaje, nuestra comida viene precedida por un buen rato de caza.

Eso no pasa en los hogares, por tanto, conviene que nos estimuléis para hacer ejercicio.

Por ejemplo, existen comederos en los que nosotros mismos tenemos que conseguir la comida. Algunos son muy chulos y, además, t e lo pasas pipa.

Creo que  me han encargado uno a mí. Ya os contaré.

Lo que os voy a contar ahora, son los efectos y enfermedades de una obesidad en las mascotas:

Efectos de la obesidad en las mascotas

  • Artrosis
  • Displacía de cadera
  • Problemas generales de movimiento
  • Patologías cardiacas
  • Disminución en la capacidad pulmonar
  • Diabetes mellitus
  • Intolerancia al calor
  • Reducción de la esperanza de vida en 2,5 años

Confieso que me he quedado turulato.

Así que me propongo obedecer a mi mami en todo lo que pueda.

Pero, es que las golosinas están tan buenas.

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment