Meta
 

Territorio zaguates: paraiso canino

29 Nov Territorio zaguates: paraiso canino

El paraíso canino existe y se encuentra en Costa Rica.

Concretamente entre las montañas de Santa Bárbara de Heredia y Carrizal de Alajuela.

Os estoy hablando de “Territorio Zaguates”.

Se trata de un refugio para perros abandonados o maltratados, que son rescatados de la calles y, en este verdadero paraíso, tienen la oportunidad de recuperarse, llevar una vida digna y esperar a que llegue el humano que los adopte.

Mientras tanto, los compis caninos tienen todo un territorio de laderas, colinas, bosques y riachuelo para jugar, correr y divertirse.

 

 

 

El complejo también cuenta con casas donde refugiarse tras las agotadoras jornadas de diversión, y dormir profundamente, sabiéndose en lugar seguro.

Después de una vida de privaciones y fatigas, los perros, ya felices, desprenden tal energía y felicidad, que el lugar se ha convertido en un reclamo turístico.

Entonces, cada cual, pondrá todo su empeño en conseguir que se fijen en él y tener el hogar tranquilo y acogedor que merece.

Os dejo este enlace para que veáis cuanta felicidad canina:

 

Aunque os confieso que yo prefiero algo más de tranquilidad.

 

Este paraíso, lo abrieron, hace 8 años, un matrimonio. Álvaro Saunet y Lya Battle.

Y se mantiene con donaciones privadas y en el trabajan voluntarios para alimentar y dar los cuidados veterinarios necesarios.

Aunque la idea es que sea un refugio temporal, también será refugio permanente para aquellos perros que nadie querrá.

 

un paraíso de razas únicas

La palabra zaguate, en Costa Rica, se usa para designar a los perros sin raza.

Pero es que estos perros son realmente únicos debido a su mezcla.

En el refugio, incluso han ideado poner nombre a esa mezcla y reforzar esa singularidad.

Es decir, que pasan de ser un chucho sin raza a ser un perro con una raza exótica y única.

Como bien dice uno de los voluntarios de este paraíso “Cuando adoptas uno de estos perros, adoptas una raza única”

Existe, por ejemplo, un Collieterrier esponjoso de Alaska, un Bordercocker con cola de fuego, un pastor salchispaniel repeludo o un Dobernauzer alemán de cola gruesa.

En este paraíso viven más de 700 perros y cualquiera puede visitarlo e interactuar con los animales.

Y si alguno de los perritos o roba el corazón con su mirada, puede adoptarlo.

 

perro-amapolas

 

De hecho, las adopciones se han disparado.

Es un auténtico placer ver a tanto perro corretear, jugar, chapotear en las charcas y, finalmente, descansar tranquilos, a la espera del humano que le de cariño y un hogar acogedor.

 

 

Esto sí que es un refugio en condiciones. Un verdadero paraiso.

Otros ídolos más que añadir al grupo de mis favoritos.

Por eso, yo ya les sigo por Facebook.

 

No Comments

Post A Comment