Meta
 

¡¡Deseo una Feliz Navidad a todo el mundo!!

Navidad

23 Dic ¡¡Deseo una Feliz Navidad a todo el mundo!!

Ya es Navidad. Una época muy bonita en la que los humanos suelen estar especialmente contentos.

En esta época todos hablan de Paz y de Amor.

Pero también se habla de grandes comidas y de fiestas con los amigos.

Por eso, en estos días de relajo, hay que tener mucho cuidado con lo que dais de comer a las mascotas.

 

Árboles de Navidad

Yo llegué a casa por estas fechas.

Amitachula tenía puesto un árbol muy bonito, lleno de bolas y adornos.

Yo me pasé muy buenos ratos subiéndome al árbol, jugando con las bolas y las cintas, y escondiéndome entre las ramas.

 

en-arbol-Navidad

 

En concreto, me dedicaba a cazar bolas y hacer que se cayeran.

Hacían un ruido muy bonito al romperse en el suelo.

Lo que pasa es que a Amitachula no le hizo mucha gracia, porque, por lo visto, eran una herencia y yo le dejé sin ninguna.

Al año siguiente, volvió a poner el árbol, pero con otras bolas.

Estas siguieron el mismo camino que las anteriores.

La verdad es que eran muy bonitas también.

 

 

Este año, ha decidido, para mi disgusto, no poner ningún árbol.

La decoración de la casa se limita a un niño Jesús, también herencia, y un belén mexicano que Amitachula tiene en mucho aprecio porque se lo regaló, hace años, su amiga Itziar.

 

 

A pesar de estos pequeños disgustos, son días muy felices.

A mí me ponen una generosa ración de latita especial.

Y además, tengo a mi humana favorita más tiempo en casa.

Aunque en Noche Buena se va a casa de su mami, el resto del tiempo es sólo mía.

 

Dulces de Navidad

El día de Navidad, ayudo a Amitachula a hacer galletas.

También hace roscones y la casa huele genial.

 

 

Algunas tardes, suelen venir amigos a casa.

Aunque procuro portarme bien, no puedo resistirme a subirme a la mesa para ver todas las cosas ricas que han preparado.

En cuanto me ve, Amitachula me echa de la mesa sin contemplaciones.

El resto del tiempo, lo pasamos juntos en el sofá. Ella leyendo o haciendo cosas de punto para la primita Lucía, y yo durmiendo en sus rodillas.

Lo que no me gusta nada, pero es que nada, son los petardos.

A pesar de vivir en una calle tranquila, algunas noches me llevo un gran susto por el ruido.

Pero Amitachula me abraza y me tranquiliza enseguida.

Ojalá todas las mascotas tengan un hogar como tengo yo, que ninguna pase frío o privaciones, y que la Paz y el Amor sea extensible a todo ser vivo.

¡Feliz Navidad a todos!!!

Feliz 2017

 

No Comments

Post A Comment