Meta
 

Fuimos sagrados para los egipcios

gato-sarcofago

21 Feb Fuimos sagrados para los egipcios

Los gatos fuimos considerados seres sagrados para los antiguos egipcios.

¡Toma ya!

Fue hace muchos años. Algo así como 3.000 años a.C.

Estos humanos del antiguo Egipto eran muy peculiares.

Hiciesen lo que hiciesen (bailar, guerrear o cosechar), todo lo hacían de perfil.

O al menos, así es como nos han llegado sus imágenes.

 

 

 

Adoración al gato

Pues bien, para estos humanos, los gatos teníamos un status social muy importante.

Se nos cuidaba con mimo y, cuando un gato fallecía, la casa entraba en periodo de luto, pues se consideraba una gran tragedia para la familia.

Hasta se rapaban las cejas en señal de duelo.

Teníamos el privilegio de que se nos embalsamara.

Os pongo sólo dos imágenes porque me da un poco de cosita verlas.

 

 

Se han llegado a descubrir, en una gran necrópolis, hasta 300.000 gatos momificados.

Como consideraban que, a través de nuestros ojos, la diosa Bastet observaba a los humanos, esculpieron hermosos gatos con materiales nobles.

 

 

Se nos hacían ofrendas en altares, donde se colocaba una imagen o talla de gato.

adorando-gato

 

 

Protegidos del faraón

 

Hasta tal punto llegamos a ser importantes que incluso se penaba con la muerta a quien hubiese matado un gato.

Estábamos bajo la protección del faraón y de la ley que prohibía vender, lastimar o matar a ningún gato.

Los gatos representábamos la protección. Velábamos porque los ratones no diezmasen las reservas de trigo.

Sin contar todas las enfermedades contagiosas que evitábamos con la caza de ratones.

Incluso protegíamos el entorno familiar al cazar también serpientes.

Tal era el amor de los egipcios hacía el gato que le llamaban el vengador de los dioses, el juez de la palabras, el presidente de los jefes de la soberanía y el gobernador del círculo sagrado.

diosa-bastet

 

Un poco de leyenda

 

Cuenta la leyenda que, en una batalla entre egipcios y persas, estos últimos, sabedores de la adoración que nos tenían los egipcios, utilizaron gran número de gatos como escudos ante el ataque.

Por eso, con tal de no hacernos daño, los egipcios terminaron por rendirse.

 

Que hermosa era, aquella en la que fuimos tratados como semi-dioses.

 

 

No Comments

Post A Comment