Meta
 

Una lección en cada historia de mascotas

tolerancia

12 Abr Una lección en cada historia de mascotas

Cada historia que mi Amitachula y yo leemos en la página “notas de mascotas” es una auténtica lección.

Os recomiendo sinceramente que os paséis por esta web.

Para quien esté abierto y predispuesto a ello, las mascotas nos dan ejemplo de comportamientos más honorables que los que tienen muchos humanos.

Hay para todos los gustos: lección de lealtad, de amistad, de generosidad, de valor o de superación.

En esta ocasión, quiero comentaros algunas (todas es imposible) que más me han emocionado o gustado.

Vamos a ello.

 

Una lección de amistad

Los protas son Merrill, una pitbull de 3 años y Taco un chihuahua de 8.

Ambos se conocieron en el refugio Rocket Dog Rescue. Merrill tuvo que ser operada debido a una terrible infección urinaria y Taco estuvo siempre a su lado.

Se hicieron inseparables y, cuando Merrill iba a ser adoptada, se negó a abandonar el refugio sin su fiel Taco.

Ahora los dos disfrutan de un hogar donde se les quiere y mima.

Taco sufre de una insuficiencia cardiaca y, ahora, es el turno de Merrill en brindarle apoyo.

El chihuahua se ha recuperado gracias a su leal amiga y al amor de su nueva familia.

 

Una lección de Convivencia y tolerancia

En principio, estos tres amigos no podrían estar juntos conviviendo pero, las mascotas solemos ser más tolerantes que muchos humanos.

En marzo pasado fueron abandonados en un refugio tres mascotas muy diferentes:

Sasha, una linda perrita

Jack, un señor gato muy elegante

Tweaks, una ratita muy pizpireta

El personal del refugio no tardó en darse cuenta de la especial relación de este trío.

Al intentar hacer que Jack pasase las primeras pruebas médicas posteriores al ingreso, el gato se mostró huraño y poco colaborador.

Optaron por meter en la sala a sus dos compañeros y ya todo fue como la seda.

Felizmente, han encontrado un hogar para los tres juntos.

Cierto que su nueva mami tenía reticencias a adoptar una ratita pero, Tweaks la enamoró al instante de conocerla.

¡¡Cuidado con este trío!!!

Vaya lección de tolerancia que han dado.

 

Una lección de fortaleza

Vamos con Rocky, un perro de 17 años  que fue abandonado en un refugio.

Todo parecía acabado para él. Ya viejito y cuando más necesitaba el amor y cuidados de su familia, le dejaron solo.

Por suerte, una pareja de humanos, Beth y Michael, llegaron al refugio para hacer una donación pero, viendo la triste mirada de Rocky, decidieron adoptarlo.

Al poco tiempo, Beth se quedó embarazada y Rocky la acompaño amorosamente durante su gestación.

Creo que él ya sabía que tenía poco tiempo de vida.

Sin embargo, quería agradecer, de algún modo, a su nueva familia, todo el amor y cariño que le brindaron al final de su camino.

Por ello, Rocky estuvo aguantando, aunque débil, a que naciese la bebita.

Cuando su hermanita humana llegó a casa, ahí estaba Rocky para darle la bienvenida.

Desgraciadamente, Rocky falleció al día siguiente.

Pero algún día, esta cachorrita humana verá las últimas fotos de Rocky junto a ella y, sus papas, le contaran la linda historia de este valiente.

 

Una lección de generosidad

He dejado para el final esta historia que, aunque con final feliz, es una historia de ingratitud total hacia Bennie.

Bennie es un perro que, siendo más joven, salvo a su familia de un incendio ocurrido en el hogar familiar.

Lamentablemente, al cumplir Bennie los 10 años, su familia lo abandono por ser demasiado viejito.

Me da lástima imaginar lo triste que debió de sentirse el pobre. Pagar con el abandono su gesto de enorme valentía.

¡Que lección de generosidad la de Bennie!

Pero, felizmente, Bennie encontró una familia que lo amó sin importar que ya fuera muy mayor.

A pesar de este triste episodio, Bennie pasó sus últimos años querido y mimado y, desde el cielo, estará velando por su familia para siempre.

 

Estas son sólo algunas historias muy emotivas. Ya os contaré más. No sólo de mascotas, sino también de humanos que tuvieron el coraje y la valentía de salvar y cuidar de a animales de cualquier tipo y condición.

Os deseo que paséis una feliz semana santa a todos, mascotas y humanos.

Por mi parte,  tendré para mí a mi Amitachula en casa.

¡Cuánta felicidad!

lindo-gatito

No Comments

Post A Comment