Meta
 

Golpe de calor en las mascotas. Como evitarlo

agua-contra-calor

14 Jun Golpe de calor en las mascotas. Como evitarlo

¡Qué calor estamos pasando estos días! El agua fresquita se  cotiza a la alta.

 

Y, para las mascotas, supone un riesgo importante, el golpe de calor.

Tanto los perros como los gatos, somos mucho más sensibles al calor que los humanos.

Esto es debido a que no podemos regular nuestra temperatura mediante el sudor.

Los perros pueden eliminar el calor corporal mediante el jadeo y el poco sudor que expulsan por las zonas de piel con poco pelo. Las almohadillas de las patas y por el vientre.

Los gatos, nos lamemos y mantenemos el pelo liso, así, al evaporarse la saliva, disminuye nuestro calor corporal.

 

Por que se produce el golpe de calor

 

Se produce con altas temperaturas y niveles, también altos, de humedad.

Si a esto le unimos los ambientes reducidos o mal ventilados (coche, trasportín, etc.), las mascotas acaban con sus reservas de azúcar y sales minerales, provocando un colapso interno que, en 15 minutos, puede acabar con la vida del perro o del gato.

 

Factores de riesgo

 

A continuación os relaciono una lista de factores a tener en cuenta:

 En el entorno:

  • Altas temperaturas.
  • Humedad ambiental alta.
  • Espacio reducido y/o mal ventilado.
  • Poco agua y/o no renovada con frecuencia.
  • Poco o ningún espacio de sombra.
  • Suelos de cemento.
  • Dejar al perro atado fuera supone riesgo de ahorcamiento al intentar llegar al agua o a la sombra.

 

En el animal:

  • Individuo muy joven (cachorro) o muy viejo.
  • Que padezca insuficiencia cardiaca, respiratoria o stress.
  • Individuo de morro corto, o sea, braquicéfalo, como el bulldog, el Carlino, el pequinés, el gato persa,…
  • Obesidad
  • Color del pelo. Los oscuros absorben más el calor.
  • Digestión: hay que evitar darles de comer en horas de más calor, es preferible darle de comer al atardecer.
  • Ejercicio: evitar absolutamente las horas de más calor.

 

 

No dejar al perro dentro del coche

 

Esto merece su propio capítulo, porque, a pesar de las advertencias, todavía quedan descerebrados que con la excusa de que “sólo serán 5 minutos”, condenan a su mascota a una muerte segura, porque el tiempo en que tardará en entrar en estado crítico es de muy pocos minutos.

Y da igual que lo dejes a la sombra y con las ventanillas bajadas.

Eso solamente supondrá alargar su agonía.

Los cristales de las ventanillas atraen la luz y provocan subidas de temperaturas a niveles alarmantes.

La temperatura media de un perro es de 39º, a partir de este nivel, el aumento de la temperatura conlleva el aumento de fallos internos.

En la tabla siguiente os muestro el poco tiempo que pasa hasta llegar a una situación crítica:

 

Exterior Interior
Coche recien aparcado, ventanillas bajadas 30º 30º
+ de 10 minutos dentro 30º 39º
+ de 15 minutos. Riesgo golpe de calor 30º 43º
+ de 30 minutos. Situación insalvable 30º 49º
Ratio de subida de temperatura en día caluroso + 0,7º por minuto

 

Aprovechando, indicaros también que NO llevéis a vuestras mascotas en las bodegas de un barco durante el verano.

Muchos han sido los compañeros (perros o gatos) fallecidos durante el trayecto.

La mayoría de los que han sobrevivido han tenido que ser ingresados urgentemente en clínicas veterinarias, no siempre con final feliz.

Tomad en cuenta que las bodegas no llevan refrigeración y el ambiente sofocante se agrava con el calor que desprenden los motores.

Y, por si faltaba algo, hay que añadir el ruido ensordecedor y que no podéis bajar a ver cómo esta vuestra mascota.

 

Síntomas y consecuencias de un golpe de calor

 

Síntomas:

Aparecen cuando la temperatura de la mascota supera los 42º.

  • Astenia (decaimiento y falta de fuerzas).apanarrado
  • Temblores musculares.
  • Cianosis (la deficiencia en la oxigenación de la sangre provoca la coloración azul de la piel).
  • La mascota se vuelve perezosa y se niega a moverse.
  • La respiración se vuelve rápida o costosa.
  • Aumenta el ritmo cardiaco.
  • Alteración del color de la saliva, las encías y las mucosas en general.

 

Consecuencias:

  • Se pierden azúcares y sales corporales.
  • Petequias (son pequeñas manchitas de sangre en la piel).
  • Hemorragia gastrointestinal.
  • Insuficiencias hepática y renal.
  • Edema cerebral.
  • Fallo multiorgánico.

 

Como actuar ante un golpe de calor

primeros-auxilios

 

Si detectáis cualquiera de los síntomas anteriormente citados, hay que actuar con rapidez y llevar al perro o gato al veterinario.

Pero, si por cualquier motivo, no podéis trasladarlo de inmediato, estos son los pasos a seguir:

 

  • Bajar la temperatura corporal, para lo que llevaremos a nuestra mascota a un lugar fresco y aplicaremos frío en las zonas críticas, como la cabeza, cuello, ingles y axilas.De esta manera, refrescaremos la sangre que va al cerebro y evitaremos un posible daño cerebral y bajar la respiración alta.
  • Poner a la mascota bajo un chorro de agua no muy fría, humedeceremos la boca, pero sin obligarle a beber. Una vez comprobamos que se normaliza su respiración, le sacamos de debajo del chorro.
  • Podemos usar un ventilador o pasarle cubitos de hielo por la nariz, las axilas y los laterales del cuello.

 

A pesar de esto, y en cuanto sea posible, es necesario llevar a nuestra mascota al veterinario para que le examine y le prescriba el tratamiento adecuado.

Por otro lado, es importantísimo que tengáis en cuenta lo que NO ha de hacerse a una mascota ante un golpe de calor:

  • Cubrirla o envolverla con toallas, ya que no dejaríais salir el calor, sino subirlo.
  • Usa agua totalmente helada, podríamos dañarle el cerebro.

 

No intentéis bajar de golpe la temperatura porque podéis provocar una hipotermia con resultados fatales. Lo mejor es hacerlo paulatinamente y que le dé tiempo a la mascota a rehidratarse y recuperar azúcares y sales corporales.

Pero, repito, en cuanto podáis, visita obligada al veterinario.

Y en el camino, procurar humedecer la cabeza y el cuello, sin cubrirlo ni taparlo.

 

Agua y baños contra el calor

 

Así que ya sabéis, estas vacaciones, ante el calor, nada como un sitio fresco a la sombra y agua fresquita.

Nosotros también agradecemos los baños y los juegos con agua.

Cualquier perro os podrá contar lo feliz que le hace jugar un ratito con los aspersores en marcha, o bañarse feliz con los compis.

 

 

No Comments

Post A Comment