Meta

Me llamo Pope y soy un gato.

Cómo vivo en Madrid, soy gato por partida doble.

En junio de 2013, con dos años de edad, Raquel y Antonio, dos colaboradores de Alba, me recogieron cuando estaba a punto de ser sacrificado en una perrera. Con sus cuidados y mimos, pasé de ser un gato en estado lamentable a ser un gato sanote y guapetón cómo podeis ver en esta imagen.

el-gato-pope-2

En diciembre de ese mismo año fui adoptado por Amitachula que, cuando vio mi foto, no pudo resistirse a mis ojazos azules.

Desde entonces compartimos casa.

Ella me alimenta, me cepilla y me limpia las cacotas del arenero; y yo le doy mimos y me rasco las uñas en todos y cada uno de los muebles de la casa.

Lo que se dice una convivencia feliz y respetuosa.

Amitachula sale casi todos los días a la calle y yo me quedo cuidando la casita, durmiendo, jugando y viendo pasar la vida por la ventana.

Cómo a veces me aburro, he empezado a practicar con un aparato que se llama ordenador y he decidido escribir sobre las cosas que me pasan, lo que veo por la ventana o cualquier otro tema que a mí (los gatos somos muy nuestros) me resulte interesante.

Este espacio que he creado en lo que los humanos llaman internet, está abierto a cualquier mascota que quiera compartir sus ideas, inquietudes, experiencias, etc.

Además, quiero que me ayudéis en mi tarea de concienciar a los humanos para que adopten un animal de compañía y, de esa forma, contribuir a que todos nosotros tengamos el hogar confortable y los cuidados y mimos que nos merecemos.

Espero que os guste y cuento con vuestra colaboración.